Envíos gratis en compras a partir de $1,500 - ¡Yo quiero mis Possibility Drops!

La trampa de la "mejora eterna"

Qué pasaría si quitaras tu enfoque de lo que crees que te falta y lo pusieras en lo que ya eres hoy?

¿Qué harías con toda esta energía?

En mi experiencia como coach y coachee he podido ver que la creencia de “tener que mejorarnos” más que llevarnos a la acción y acercarnos al amor por nosotras mismas, a la larga, se convierte en una carga tóxica y pesada, en un dialogo interno que nos aleja de reconocer lo que ya somos hoy produciéndonos ansiedad, frustración, angustia y así pues bloqueos que nos impiden diseñar la vida que queremos experimentar.

Si la mayor parte de tu vida, no importa lo mucho que haz logrado, siempre ha existido la sensación de que falta algo, continúa leyendo quizá esta pueda ser la fuente de tu incomodidad.

Durante las terapias me he dado cuenta que la mayoría de las veces esta creencia nace de no sentirnos suficientes, valiosas, hermosas y merecedoras con lo que somos y con lo que tenemos en este momento. Entonces ¿qué pasa? pues que salimos a buscar en “la mejora” un sentido que nos de la aprobación y la atención que no hemos podido darnos a nosotras mismas ¿me explico?

Comenzamos a compararnos e incluso a envidiarles a otras lo que ya han hecho con su vida pues nos evaluamos en función de nuestros logros y de ser “mejor”. Pero ¿mejor para quién? o ¿mejor qué quien?, ¿qué tan amoroso es pensar que no soy lo mejor que puedo? Y es que para demostrar nuestro valor, buscamos ser mejores que nadie, destacar de entre las demás, nos ponemos altos niveles de exigencia y nos llenamos de retos “por hacer” para probarle a nuestros padres, jefes o incluso a nosotras mismas que “somos” y que”valemos”.

¿En qué momento dejó de ser la razón de mi valor sólo ser, sólo existir, aquí y ahora?, ¿en qué momento le di más importancia a mi “hacer” que a mi “ser”?

Creemos que si cambiamos esta creencia y pensamos que somos lo mejor que podemos y hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos vamos a dejar de producir, de crear, de crecer y nos vamos a aburrir ¿pero acaso esto es verdad?

¿Qué pasaría hoy si ya nos sintiéramos como la mejor versión de nosotras mismas? Pienso que dejaríamos de vivir en el círculo vicioso que se produce al encaminar una vida a retos y medirla con logros, dejaríamos de sentirnos constantemente como “no suficientes” o ”no realizadas”, dejaríamos de buscar llenar el vacío dentro de nosotras con metas y objetivos y soltaríamos la necesidad de “mejorarnos”. Comenzaríamos a vivir en el hoy y en el ahora, gozando nuestro cuerpo tal cual es, reconociendo nuestras fortalezas, aceptando con más facilidad los cambios; estaríamos abiertas a aprender, a escuchar, a conocer y amando lo que somos hoy recibiríamos con gratitud lo que la vida tiene para nosotras.


Es por esto que hoy te invito, el tiempo que tú lo necesites, a soltar la idea de mejorarte para que te veas a ti misma como la mujer bella, empoderada y por sobre todo completa que ya eres ahora y desde ahí, con amor, salgas a construir la vida que deseas para ti.

 

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo