Envíos gratis en compras a partir de $1,500 - ¡Yo quiero mis Possibility Drops!

9 pasos para dejar ir

La petición de esta semana fue: "cómo dejar ir personas o situaciones que ya no existen en realidad, todo aquello que ya no va a ser." Puse manos a la obra, comencé a navegar por Internet, a revisar mis apuntes, modelos, libros y todo lo que se me pusiera enfrente para encontrar esa respuesta. Incluso, le pedí al Universo un poquito de ayuda. Y ¿qué crees? Que me la mandó en forma de ser humano, sí ¡exacto! El ex. Y aquí estoy hoy, después de haber aceptado la invitación a cenar y pasar toda la noche escuchando a mi ego preguntar ¿será que en verdad ya lo dejaste ir? Comienzo a escribir, me conecto con mi ser; surge la pregunta ¿qué significa para ti esto de “dejar ir”? y entonces todo comienza a hacer clic.

“Dejar ir” no es eliminar de toda red social al fulano y quizá por ahí, de vez en cuando, stalkear para ver lo que acontece en su existencia, ni tampoco es verle y no sentir absolutamente nada ¿será que no sentir nada es posible?

Para mí “dejar ir” es “trascender”. Y trascender es interpretar el pasado de manera diferente para extender los efectos de este cambio al presente y que esto produzca consecuencias ¿Qué consecuencias? Que tu forma de relacionarte con ese hecho o persona, hoy, te llene de paz, alegría y armonía. Así que con definición en mano, ahora si, ya te puedo compartir el cómo para “dejar ir”.

Pasos para “dejar ir”:

1) Elige una situación o persona que creas que es momento de "dejar ir".

“Quiero dejar ir a mi ex."

2) Pregúntate ¿qué es lo que realmente deseo “dejar ir”?

No te presiones por encontrar la respuesta, cierra tus ojos; toma un momento para escuchar lo que tu ser quiere que encuentres ¿lo tienes?

"Quiero dejar ir la idea de tener una relación con él”.

3) Encuentra los recursos que necesitas para lograr este objetivo.

Una pregunta que funciona mucho es ¿para qué deseo esto?

"Para continuar libremente en mi camino de las relaciones. ”

Ojo: una acción no es un recurso. Así que sigamos.

4) Tomando la respuesta anterior vuelve a preguntarte ¿para qué deseo esto?

Para “sentir amor, luz y paz.”

¡Aja! Esta es justo el tipo de respuesta que estamos buscando. Una calidad energética y ¿sabes algo? ¡Tú ya eres todo eso!

La realidad es que ni una persona o situación tiene el poder de robarte tu paz, alegría y armonía. Entonces ¿qué es lo que estamos haciendo aquí? Encontrando los pensamientos, no cuestionados, que aún tienes referente a esa persona o situación, ellos son los que te sacan de tu centro.

5) Convierte tu respuesta anterior a un propósito del ser.

Los pensamientos son energía y hoy tienes la decisión de elegir unos con una calidad mucho más alta para comenzar a bañar tu interior con ellos. Todo propósito comienza con un “yo soy”. Ten esto en mente por que más adelante regresaremos a el.

“Yo soy amor, paz y luz.”

6) Ahora, regresando a la definición de “trascender”, es momento de interpretar el pasado de una manera diferente.

Haz una lista de todo lo que piensas de esa situación o persona. Una vez que tengas todos los pensamientos en papel es muy importante cuestionarlos con The Work de Byron Katie. Si requieres acompañamiento no dudes en solicitarme una sesión de terapia personalizada. Así mismo te invito a preguntarte ¿esto que pienso cómo se alinea con mi propósito del ser? No es posible trascender si no sanamos los pensamientos que nos están atando al pasado, así que tómate tu tiempo en este paso.

¿Cómo te fue?, ¿puedes ver ahora que si dejamos de confundir nuestra identidad, nuestro “yo soy”, con el pasado (lo que queremos “dejar ir”) entonces dejamos de definirnos por nuestros pensamientos?

7) Abre un espacio para agradecer.

Escribe todo lo que este gran maestro, en forma de ser humano o situación, vino a enseñarte sobre tu propia proyección. Al agradecer, te regalarás a ti misma más espacio para recibir.

“Te agradezco maestro, me enseñaste que yo elijo mis pensamientos, que “dejar ir” es una decisión, que puedo verte como amigo y que soy una mujer plena y completa."

8) Extiende los efectos al presente.

Pregúntate ¿cómo me quiero relacionar ahora, desde mi propósito, con esta persona o situación? y ¿qué pensamientos se alinearían más con lo que elijo ser hoy.

“Hoy veo que fuiste un gran maestro en mi vida que me enseñó que la relación más larga, más fuerte y más sólida que tengo es: conmigo misma."

9) Utiliza las respuestas anteriores para elegir prácticas que hoy te llenen de paz, alegría y armonía.

¿Qué me funciona hacer para comprometerme con mi propósito?

Si “yo soy amor, paz y luz”, “cuando piense en ti te mandaré amor, paz y luz”.

Ojo: no se puede trascender si lo sanado no se integra a nuestra vida personal. Así que comprométete con tu práctica.


Me encanta escribir con amor para ti, aprender para compartir es mi pasatiempo favorito. “Compartir” para mi significa no sólo transmitirte un conocimiento a través de mi experiencia sino crear contenidos o guiarte en las sesiones de terapia personalizada para brindarte herramientas que te ayuden a dar luz a los aspectos de tu vida que hoy la requieren. Esa luz es un cambio de perspectiva.

Por último sólo quiero tomarme un minuto para agradecerte a ti que me lees, compartes, comentas y me dejas tus peticiones en los comentarios ya que eres un gran ser de luz que me motiva a seguir aprendiendo para compartir.

 

¡Bonus del artículo! Si has llegado hasta aquí es porque seguramente te interesa comenzar a diseñar la vida de tus sueños. Agenda una sesión de cortesía conmigo y veamos qué es lo que el coaching puede hacer para ti. Solo tienes que dar click aquí para enviarme un correo y listo.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo